Para los amantes del café y cafeteras

Cómo hacer polvo de merengue

El merengue en polvo es un ingrediente que a menudo aparece en las recetas de repostería. Se puede encontrar en tiendas especializadas en repostería y en los pasillos de una tienda de artículos de panadería; pero también es muy fácil de elaborar en casa.

¿Qué es el polvo de merengue y para qué se utiliza?

Cómo hacer polvo de merengue

Se trata de un polvo fino blanco, elaborado principalmente con claras de huevo deshidratadas y harina de maíz para evitar los grumos cuando se almacena.

Este producto se reconstituye con agua y se bate para dar lugar a un agradable y esponjoso merengue.

Se utiliza principalmente para hacer grasa real sin utilizar las claras de huevo frescas, para darle más estabilidad a la cobertura y una textura agradable.

El polvo de merengue también puede ser utilizado como sustituto de las claras de huevo en el pastel Ángel, compuesto básicamente por merengue con un poco de harina y el saborizante añadido que quieras.

A pesar de que entre sus componentes se encuentra las claras de huevo deshidratadas, no puede utilizarse como sustituto de las claras de huevo en cualquier receta. Es simplemente un sustituto de las claras de huevo que necesitan un batido para que formen picos, cómo el pastel Ángel o algunas mousses.

Dicho esto, las claras de huevo frescas siempre le van a aportar un mejor sabor en el producto acabado. Es un ingrediente útil, especialmente si te dedicas a la decoración de pasteles y tartas, pero utilízalo únicamente en las recetas que lo precisan.

¿Cómo hacer polvo de merengue?

Vas a necesitar:

Paso 1: Tamiza 3 partes de azúcar glas en un recipiente y mézclalo con 1 parte de clara de huevo deshidratada. Es necesario aproximadamente 3/4 taza de azúcar glas y 1/4 taza de claras de huevo deshidratadas para hacer suficiente grasa para cubrir un pastel de 23 cm de diámetro estándar.

Paso 2: Añade una pizca de cremor tártaro y una pizca de maicena por cada taza de la mezcla de azúcar y claras de huevo. Por ejemplo, si utilizas 3/4 tazas de azúcar y 1/4 de taza de clara de huevo en polvo, añade 1 pellizco de cremor tártaro y otro de maicena o aproximadamente 1/2 cucharadita de ambos.

Paso 3: Mezcla todos los ingredientes hasta que estén integrados. Vuelve a tamizar los ingredientes en otro recipiente y, de nuevo, vuelve a tamizarlos en el recipiente original. Repite el proceso. Hay que tamizar el polvo de merengue cuatro veces para que se distribuya uniformemente.

Paso 4: Vierte el polvo en un recipiente hermético con tapa. Para alargar la vida de tu polvo de merengue puedes añadirle al recipiente un desencante de cerámica, para evitar la humedad.

Paso 5: Guarda el polvo de merengue en el frigorífico hasta por 1 mes. Antes de volver a utilizarlo, tamiza el polvo.

La dosificación recomendada como sustituto de clara de huevo al hornear es: 2 cucharaditas (6g) de merengue + 2 cucharadas (30ml) de agua = 1 clara de huevo.