Tel: 947 8 098 723 | Para amantes del café

Desayunos ricos y saludables

La próxima vez que salgas corriendo por la puerta de casa sin nada en el estómago piensa en esto: el desayuno es la comida más importante del día, y que te la saltes puede hacer que el resto del día comas en exceso y de esta manera, ganes peso.

El desayuno nos da energía para empezar un nuevo día, calma nuestro apetito durante unas 4 horas, y sienta las bases para que tomes o no decisiones inteligentes el resto del día. Así podremos llegar sin problemas a la siguiente comida, sin que nos muramos de hambre y sin darnos atracones.

Desayunos ricos y saludables

Por eso, para disfrutar de un desayuno rico y completo, tienes que dedicarle algo de tiempo a esta comida combinar hidratos de carbono, fibra y algo de proteína.

Por suerte, las opciones son muy variadas, no tienes que limitarte a comer avena o muesli si no te gustan.
Echa un vistazo a los mejores alimentos que puedes tomar en el desayuno, y llena de energía tus mañanas.

Yogur griego

Este cremoso yogur tiene mucho calcio y tiene una gran cantidad de proteínas, casi dos veces más que el yogur normal, por eso tendremos una sensación de saciedad durante más tiempo.

Elige un yogur sin tropiezos de frutas, que sea sin grasa, y si es natural, añádele stevia para no aportarle azúcar. Además se toma en un pis pas, no vas a tardar ni siquiera un minuto.

Plátanos

No hay nada como un plátano en el desayuno para mantener a raya los antojos durante toda la mañana.
Un hidrato de carbono muy saludable que nos mantendrá llenos por más tiempo.

El de por si es dulce, por lo que no vas a tener que añadirle nada de azúcar. Gracias a su concentración de potasio (un electrolito que ayuda a disminuir la presión arterial de forma natural), los plátanos son una buena opción de desayuno para las personas con hipertensión.

Una taza de café

La mayoría de las personas se han acostumbrado a tomarse su taza de café por las mañanas, y si no se la toman lo notan negativamente.

Independientemente de que sea adictivo o no, la verdad es que el cafe nos ayuda a espabilarnos por las mañanas, mejora nuestra concentración y retención de la información y nos da un subido de energía.

Si lo tomas con leche y azúcar, intenta sustituir el azúcar por otro edulcorante más natural, como la miel o la stevia.

Huevos

Los vemos en todas las películas extranjeras, un desayuno con huevos revueltos, huevos duros o tortilla, pero ahí están siempre. Lástima que en nuestra cultura no haya la costumbre de tomar un desayuno con algo de este alimento con proteína de alto valor biológico.

Se le rechaza por aumentar el colesterol (una yema contiene aproximadamente el 60% del colesterol diario recomendado), pero lo cierto es que son una fuente muy saludable de proteínas y nutrientes como la vitamina D.

Si, en general, consumes proteínas magras en tu dieta, y no ingieres una tonelada de colesterol y grasas, los huevos pueden consumirse perfectamente.

Tortitas de avena

La bollería no es saludable, pero unas tortitas caseras elaboradas con harina o copos de avena, es una alternativa muy sabrosa y saludable. Podemos añadirlas trocitos de frutas o frutos rojos, así aumentará su dulzura sin tener que recurrir al azúcar. Además la avena nos aporta mucha energía y fibra, lo cual es perfecto para empezar el día.

¿No eres cafetero? Entonces lo tuyo es el té, te impresionará su cantidad de beneficios para la salud. Debido a que tiene menos cafeína, te hidrata de manera más eficaz que el café, y es también una fuente rica de antioxidantes.

Todo el té (negro, verde o blanco) proporciona antioxidantes, pero el té verde es el más saludable de todos.